Plumas

Américo, con la piel bien priísta

Patíbulo || Anibal M. Silva

El informe de Américo Villarreal fue una calca de todo lo que el priismo de Geño y Egidio nos dejaron.

Aunque Morena lo venda como una rendición de cuentas de cara al pueblo, la realidad es que no hubo pueblo en el evento.

Fue, en los hechos, una pasarela, donde un médico mediocre que ha vivido toda la vida de la herencia política de su padre, busca quedar bien con élites partidistas y económicas, al más puro estilo de la plutocracia de la docena trágica donde gobernaron los victorenses Eugenio Hernández y Egidio Torre.

Américo, sabedor de que no cuenta con músculo electoral, ya que primero fue rémora de Américo Villarreal Guerra y a partir de 2016 de Andrés Manuel López Obrador, prefirió mostrar su relación con los «pesados» de Ciudad de México. Por ello, se vieron figuras como Mario Delgado y Ricardo Monreal. El primero señalado por la corrupción en la construcción de la Línea 12 y el segundo por movilizar criminales dese Zacatecas hasta Tamaulipas a través de Alejandro Rojas Díaz Durán.

Ello nos da una lectura clara. Américo busca quedarse con la candidatura aún si ello lo deja comprometido con poderes facticos en el centro del país o con organizaciones criminales.

De contacto con el pueblo, como socarronamente lo llaman los populistas, no hay nada.

Américo Villarreal Anaya no es un personaje que conecte con las clases populares, y dicho sea de paso, se encuentra rodeado de zánganos que al igual que el, no han destacado en el ámbito profesional y replican la estrategia de la rémora política de su patrón.

Es probable que veamos personajes que han vendido una y otra vez su lealtad a diferentes personajes tamaulipecos, hacer activismo en favor de un cadáver político cuyo único mérito fue ser el espermatozoide más rápido proveniente de la entrañas de un personaje, ese sí, memorable.

Jiribilla

Ya se están moviendo en Morena cuatro personajes de peso en la palestra nacional con capital político considerable.

Sin embargo, fuentes de Palacio Nacional indican que el dedazo es muy probable que caiga en la Zona Conurbada. Uno es un funcionario cercano al presidente y otro una figura regional que ha ganado peso específico por su trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *