La paliza injustificada de las redes a la Agente 007

0

Las redes estallaron con el anuncio de la contratación de Lashana Lynch como la nueva agente 007.
El reinvento de personajes buscando integración racial ha dañado la escencia de los mismos. En muchos casos la mutación a personajes de color ha sido extraña, tal es el caso de Michael B. Jordan un joven afroamericano como el héroe griego Hércules o la elección de Halle Bailey otra afroamericana para encarnar a Ariel, una princesa pelirroja de origen danés. Tampoco hay que olvidar el cambio de raza Starfire, protagonista de Titans, que sucumbió ante la inclusión de Anne Diop otra actriz de raza negra que reemplaza, curiosamente, otra heroína originalmente pelirroja.
Sin embargo, este no es el caso de la serie de espías basada en el agente británico James Bond. No se trata de una reinvención ni de un reinicio del personaje. La franquicia propone un relevo generacional, donde Lynch va a encarnar a Nomi, una agente que sólo tomará la matrícula, ya que James Bond se encuentra retirado.
Esta práctica es similar al caso del Capitán América (Chris Evans), que tras su retiro en Avenger Endgame cede el Escudo a Falcon (Anthony Mackie). De acuerdo al canon esa fase será temporal ya que se prevé que Bucky Rogers (Sebastian Stan) tomará la identidad del Cap.
Otra manera de reinventar un personaje es mediante el multiverso. Marvel y Sony aprovecharon esa narrativa para impulsar el personaje de Miles Morales, latino de origen portorriqueño, como protagonista de la cinta animada Spiderman in the Spiderverse, donde alterna con versiones alternativas del Spiderman original, Peter Parker. El resultado fue un éxito rotundo en taquilla y en la crítica, al ser la primer cinta animada de superhéroes de Marvel que logró llevarse el Oscar a mejor largometraje animado.
El proyecto ha desvelado una veta de negocio que todos los creadores de contenido han explotado para crear una nueva realidad sin alterar el contenido canónico de la obra original, sean novelas o comics.
La propuesta de MGM es clara, James Bond seguirá siendo el donjuanesco espía británico. Nomi espera escribir su propia historia.