Apuñala 4T a mexicanos, buscan aplicar gasolinazo en plena crisis

0

El Gobierno de México pretende cobrar en 2021 cuotas complementarias a los combustibles por lo que si bajan los precios internacionales, los mexicanos seguirían pagando lo mismo, alrededor de 20 pesos por litro, quedando atrás los precios de 14 y 15 pesos que imperaron en el país a lo largo de 2020.

EN el Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2021, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha propuesto aplicar cuotas complementarias al Impuesto Especial Sobre Productos y Servicios (IEPS) a la gasolina y el diésel cuando los precios estén por debajo de los de referencia internacionales. La instancia esgrime que es una una medida para “proteger las finanzas públicas del país.”

De acuerdo al documento, esta cuota complementaria le permitiría “atender las necesidades de la población” y sostienen que no se trata de una tasa adicional al IEPS, sino que se ajustarán de acuerdo a las variables económicas, que serían discutidas por la Cámara de Diputados en el Pleno.

Nuevas “cuotas” impedirían la gasolina barata

De acuerdo al portal Alto Nivel, las cuotas complementarias serán iguales a las diferencias absolutas observadas entre los precios actualizados con la inflación de las gasolinas y diésel y los precios de referencia internacional de dichos combustibles.

Es decir, cuando los precios de referencia internacional sean superiores a los precios base en el país, las cuotas complementarias se restarán de las cuotas del IEPS que ya se pagan cuando se compra la gasolina.

Pero cuando los precios de referencia sean inferiores a los precios base en el país, se sumarán las cuotas complementarias a las ya establecidas. Es decir, aunque los precios internacionales de los combustibles sean menores, ya sea por un menor precio de petróleo crudo o por menor demanda mundial de petrolíferos, las cuotas complementarias compensarán esa caída en el precio y, en consecuencia, el consumidor no vería una reducción en el precio de la gasolina que compra.

Ya no se disfrutarán en México los precios bajos de 2020

En el primer trimestre de 2020, antes de que la pandemia de COVID-19 paralizara a México, los expendios ofertaban las gasolinas Magna y Premium en un precio promedio de 19.52 pesos y 20.83 pesos respectivamente.

Pero las cosas cambiaron en abril, cuando se experimentó una caída en los precios internacionales del petróleo y al desplome de la demanda de combustibles en el país tras la suspensión de actividades no esenciales. Entonces los precios de los combustibles se derrumbaron hasta 15 pesos el litro de gasolina Magna en la Ciudad de México, y hasta en 13 pesos en otras entidades del país.

El Gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador pretende que las cosas sean distintas en 2021. Con el establecimiento de cuotas complementarias al IEPS de gasolinas, los consumidores no se verían beneficiados de una eventual baja de los precios internacionales. Quien gozaría el beneficio sería únicamente para el Gobierno

La Cámara de Diputados, con mayoría de Morena, el partido en el Gobierno, tiene hasta 31 de octubre para aprobar la Ley de Ingresos.