Investigan al gobernador de Tamaulipas por presuntos vínculos con el Cártel del Golfo

Diferentes indagatorias han marcado estos días a fuego la legislatura del gobernador de uno de los estados más violentos de México

0

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, está sobreviviendo a los coletazos de su gobierno. El mandatario estatal del Partido Acción Nacional, ha sido investigado por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), de la Fiscalía General de la República, por presuntas operaciones con recursos ilícitos provenientes del narcotráfico.

El último escándalo, en el que se ha visto involucrado García Cabeza de Vaca, y que advierte que se habría favorecido de presuntas ganancias del crimen organizado, salió a la luz pública tras 10 meses de seguimiento al gobernador y la obtención de evidencias (telefónicas) en poder de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), y la Unidad de Inteligencia Financiera, que contribuyó con pruebas contra Cabeza de Vaca por enriquecimiento ilícito, desvío de recursos y defraudación fiscal.

La investigación —que ha marcado estos días a fuego la legislatura del gobernador de uno de los estados más violentos de México— incluye al círculo familiar más cercano del panista, quien también ha fungido como alcalde, diputado federal, local, senador y funcionario del gobierno de Felipe Calderón (2006-2012).

El mandatario estatal asumió la gubernatura de Tamaulipas, en 2016. (Foto: Cuartoscuro)El mandatario estatal asumió la gubernatura de Tamaulipas, en 2016. (Foto: Cuartoscuro)

García Cabeza de Vaca presuntamente construyó un patrimonio inmobiliario, sobre todo en Estados Unidos, con recursos que no se justifican en ninguna actividad legal.

El pasado 11 de julio, la FGR turnó a la SEIDO el caso de corrupción, para la apertura de una carpeta de investigación. Esta indagatoria se suma a las denuncias del morenista, Alejandro Díaz-Durán, quien acusó a García Cabeza de Vaca de tener vínculos con el Cártel del Golfo y Los Zetas.

En 2016, en medio de la campaña por la gubernatura de Tamaulipas, Héctor Crescencio de León Fonseca, alias el “R3″, líder del Cártel del Golfo, acusó a Francisco Javier García Cabeza de Vaca, entonces candidato al poder estatal, de recibir pagos de dicho grupo criminal.

En 2019 aparecieron dos narcomantas que advertían que García Cabeza de vaca no cumplió con un presunto acuerdo de "permitirle operar al Cártel del Gofo  en el estado (Foto: Archivo)
En 2019 aparecieron dos narcomantas que advertían que García Cabeza de vaca no cumplió con un presunto acuerdo de «permitirle operar al Cártel del Gofo en el estado (Foto: Archivo)

El “R3″, capturado el 7 de enero de 2016, en Altamira, Tamaulipas, declaró ante policías federales: “Tengo conocimiento que mi jefe el “R2″ y/o el “Toñín”, identificado como Marco Antonio Haro Rodríguez, le entrega dinero a un político de nombre Francisco Javier Cabeza de Vaca. Esto lo sé porque cuando le entrego el dinero que recojo, él me menciona que ese dinero es para el político Cabeza de Vaca”.

El año pasado fueron colocadas dos narcomantas en las que, presuntamente, el Cártel del Golfo acusó al gobernador de recibir 15 millones de pesos de la organización criminal para su campaña electoral, y le reprochó por no cumplir con un presunto acuerdo de “permitirles operar” en el estado.

Escándalo por sus propiedades

En diciembre de 2016, cuando Francisco García Cabeza de Vaca asumió el gobierno de Tamaulipas, hizo pública una declaración en la que reveló su riqueza y la de su esposa, Mariana Gómez Leal. En total, 12 propiedades, entre casas, departamentos y terrenos, ubicadas en Ciudad de México, Reynosa, Tamaulipas y McAllen, Texas.

Solo en 2012, año en el que se postuló como candidato al Senado por el PAN, él y su esposa adquirieron cinco propiedades en Reynosa (Tamaulipas), su ciudad natal, de la que fue alcalde.

Ya como legislador, en noviembre de 2013, un mes antes de la aprobación de la reforma energética, compró un departamento de 481 metros cuadrados en el exclusivo Club de Golf Bosques de Santa Fe, en Cuajimalpa, Ciudad de México, por un valor de 14.3 millones de pesos.

Según la denuncia de Rojas Díaz Durán estima que el valor de todas las propiedades de Cabeza de Vaca asciende a 104 millones de pesos, mientras que el salario que podría haber obtenido por sus cargos como funcionario público, entre 2000 y 2016, habría sido de 13,2 millones de pesos en total. Teniendo en cuenta que no habría gastado un solo centavo de sus ingresos para vivir, la diferencia entre sus bienes y sus ingresos es de 90,8 millones de pesos.

Con Información de INFOBAE