Bolivarianos , enemigos potenciales del presidente

0

Radicales Libres || Anibal M Silva

Los bolivarianos se encuentran enojados.

Mientras Rocío Nahle, que tiene un desastre en el área energética dio positivo a Covid, Marcelo Ebrard fue pieza clave en la negociación de la fabricación de la vacuna anti COVID19  en México. Marcelo ya se perfila como una alternativa sólida para la sucesión presidencial.

Y eso para ellos no es bueno.

Ebrard cuenta con el apoyo de Olga Sánchez, de Esteban Moctezuma y de empresarios poderosos como Carlos Slim y Ricardo Salinas Pliego.

A la desesperada, figuras bolivarianas como Antonio Attolini y John Ackerman buscaron adjudicarle mediante tuits propagandistas la medalla a López Obrador.

 La respuesta: burlas de la oposición y descrédito para el Presidente.

Esa estrategia  no cayó nada bien en el cuartel del ala moderada. El descrédito de la estructura comunista crece y han hecho creer al presidente que quienes cuestionan a los malos resultados de los secretarios del ala comunista –tuiteros sobre todo- son sus enemigos.

La insidia de los progresistas ya costó dos secretarios de Estado. Al mismo tiempo que apuñalaban a Urzúa, defendían de manera agresiva las transas de Nahle, la deshonestidad de Bartlett y los luijos de Irma Sandoval.

Mientras tanto, el avance en la conquista de lealtades en el Congreso de personajes como Porfirio Muñoz Ledo, Ricardo Monreal o Mario Delgado reduce el margen de maniobra de los alfiles comunistas y ya son calificados como traidores por la llamada RedAMLO.

El desencuentro de Claudia

Y si el panorama pintaba negro para los radicales, los encontronazos entre Claudia Scheimbaum y Hugo López Gatell los dejaron sin oxígeno en la Ciudad de México. Es cuestión de tiempo para que el bastión de la izquierda abandone los dogmas. Al ser una mujer de ciencia, la Jefa de Gobierno Scheimbaum toma las decisiones de manera cerebral,  contrastando con Gatell, que ha pasado a ser un merolico vespertino que cuenta camas disponibles, mientras se le apilan los muertos por millares.

Acumulación de rencores, pone en peligro la vida del presidente

Aún si la imagen de López Obrador se desgasta, ya sea por crisis económica, crisis de seguridad o movimientos sociales, es posible que Morena puede retener el Gobierno.

Pero los bolivarianos perderían todo su capital político

Esto los ha orillado, a la desesperada, a mover los hilos de la reelección del Presidente López Obrador. Saben que sin su cobijo quedarán desamparados y volverán a ser locos violentos vandalizando en la vía pública.

Pero el presidente no se va a reelegir, y eso los hace más peligrosos.

Si el caudillo ya no les es útil, buscarán convertirlo en un mártir.

“Todo sea por la causa”

Que Katu Arkonada o Abraham Mendieta estén en México no es casualidad.

Es por ello que hago pública mi preocupación por la integridad del Presidente. Ya en el pasado esas redes comunistas han perpetrado atentados violentos contra personajes destacados.

Hoy, al perder espacios y para poder tener control de la narrativa pueden atentar contra el presidente, al tiempo que culpan a la oposición.

La posibilidad es real y los antecedentes de ambos personajes los preceden. Y además existen jóvenes simpatizantes de la liga 23 de Septiembre, activos políticamente y no nos olvidemos del nefasto pasado de Manuel Bartlett, vinculado por versiones periodísticas a los asesinatos del agende de la DEA Enrique Camarena, el periodista Manuel Buendía y el ex candidato presidencial Manuel Clouthier.

Cuidemos al Presidente

Jiribilla

Es previsible que salgan a decir que jamás lo harían, pero la maldad de esos personajes no tiene límites.

Arkonada y Mendieta deben salir del país, sus antecedentes violentos son un peligro para México. Son agentes del caos y son extranjeros interviniendo en la Política interior del país.