Sectur lanza promocional que normaliza la pedofilia; ordenan eliminarlo

    0

    La Secretaría de Turismo de México publicó un promocional alusivo al Puerto de Acapulco, donde se incluyeron mensajes considerados una apología a la pedofilia.

    En el clip de poco más de un minuto de duración, la primer frase fue “No hay reglas”

    Pero lo que escandalizó a los internautas fue la aparición de símbolos relacionados con la pederastía unos segundos después

    Sin embargo quien encendió las alarmas fue el economista Simón Levy, anterior subsecretario de Turismo, quien replicó un mensaje alusivo a la pedofilia

    Acapulco es un destino recurrente para depredadores sexuales de infantes, los ciudadanos denuncian la nula vigilancia y un Código Penal que no considera grave el delito de la pedofilia, por lo que diariamente llegan al puerto hombres en busca de turismo sexual.

    De acuerdo a información proporcionada por la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina, en el puerto existen al menos dos mil niños en condiciones de explotación sexual

    Penas laxas

    Los fiscales enfrentan la problemática de una legislación benevolente con quienes ejercen la trada de menores. Según el artículo 185 del Código Penal de Guerrero es el que se encarga de definir y sancionar delitos sexuales en menores define que: “Acoso sexual: A quien con fines o móviles lascivos asedie reiteradamente a otra persona con la que no exista relación de subordinación, se le impondrá de uno a cinco años de prisión y de 50 a 200 días de multa”.

    Mientras que en el artículo 186 enuncia: “Acoso sexual a personas menores de edad: A quien realice los actos previstos en el artículo anterior con una persona menor de edad o que no tenga capacidad para comprender el significado del hecho, se le impondrán de dos a ocho años de prisión y de 100 a 400 días de multa”.

    En la práctica muchos de esos personajes en el caso de ser detenidos en flagrancia salen en libertad bajo fianza y por consecuencia huyen del país.

    Antre esta problemática a algunos activistas en redes sociales les pareció inconcebible el mensaje críptico que incluye el promocional.