El cinismo de Tatiana y de Martí

0

Radicales Libres || Aníbal Muñiz Silva

Con el país con las alarmas encendidas en Economía, Seguridad y Salud, dos líderes morenistas (pueden no gustarnos pero eso son) Tatiana Clouthier y Martí Batres deciden abandonar a los ciudadanos por irse a vender cachitos de lotería.
Y no es para menos, el Gobierno de Lopez Obrador, sus propagandistas y su representantes populares presumen una base social de 30 millones de votos que traducen en un apoyo de casi 70 millones de mexicanos.
Y de esos 70 millones no han podido surgir 6 millones de valientes que se queden sin comer por comprar un cachito de 500 pesos.
Y ante ello Tatiana y Martí decidieron poner el ejemplo comprando cachitos, en una actividad de propaganda pura.
Martí Batres emite un mensaje en el que coopera para que los mexicanos tengan acceso a medicinas. Tatiana lo secunda.

Y es ahí donde digo que son un par de cínicos.

Martí Batres aprobó en la cámara de Senadores y Tatiana Clouthier en la de diputados, un recorte presupuestal a la Secretaría de Salud por 1844 millones de pesos.
Además, no han levantado la voz ante la escasez de medicamentos para niños con cáncer que ya costó la vida de dos infantes.
Tampoco han alzado la voz ante el descontrol imperante por el Covid19, que esta semana ya costará la vida a más de 50 mil mexicanos de acuerdo a cifras oficiales pero que en términos reales debe rondar 150 mil decesos.
Al contrario, Batres firmó una carta respaldando la gestión errática de Hugo López Gatell.
El que se digan preocupados por la salud, no es más que una farsa.

Se cumplen las proyecciones

Y no las de Lopez Gatell, el sitio http://www.covid19-projections.con/Mexico pronosticó en Mayo con precisión el número de muertes para el día 4 de agosto, un numero aproximado de 49 mil muertes.
Sí, es probable que haya una discrepancia con los números oficiales, pero en esa misma fecha López Gatell pronosticó 6 mil muertos.
Lo escalofriante es que ese mismo sitio proyecta ahora cerca de 80 mil muertes.

Jiribilla
Y no está de más recordar que Batres distribuyó en CdMx leche contaminada con heces fecales y su relación oscura con la Iglesia la Luz del Mundo, acusada de abusos sexuales, incluidos menores de edad.
Su desprecio por los niños patente.