Egidio prepara su fuga

0
171

Radicales Libres |Anibal M. Silva

El ex Gobernador de Tamaulipas Egidio Torre Cantú se volvió ojo de hormiga. Tanto la Fiscalía de Tamaulipas como la Unidad de Inteligencia Financiera armaron ya el entramado con el que saquearon el Estado.
Y no sólo eso, autoridades federales del Gobierno del Presidente López Obrador ya ubicaron la ruta del dinero, así como cuándo y dónde fue invertido.
Se espera que el Estado reclame propiedades en Nuevo León, Texas, Guanajuato y por supuesto ranchos, locales comerciales, franquicias y propiedades en Ciudad Victoria y los alrededores.
Entre los bienes señalados se encuentran las residencias de familiares de Torre Cantú y que actualmente habitan.
Ante esta situación, los abogados de Egidio Torre han aconsejado a sus familiares que desocupen las viviendas ubicadas en fraccionamientos de alto costo, ya que de un momento a otro pueden irrumpir autoridades federales y estatales buscando asegurar las propiedades y es posible que incluyan órdenes de aprehensión.
Desesperado, Torre Cantú busca negociar con ambos niveles de gobierno.
La respuesta a sus emisarios fue un portazo en Palacio Nacional.
En Palacio de Gobierno ni la llamada les tomaron.
Por lo pronto ya no se localiza a Torre Cantú en San Pedro. Desde el viernes pasado parece que se lo tragó la tierra.
La versión más consistente es que se desplazó a Saltillo, para de ahí dirigirse al Bajío, buscando que Diego Sinhue o Pancho Búrquez intercedan ante Francisco García Cabeza de Vaca.
Pero la maquinaria ya se echó a andar. López Obrador busca que rueden cabezas en Tamaulipas y Cabeza de Vaca está dispuesto a entregar la de Egidio antes de que el Peje corte la suya.

El Bronco, con la cola entre las patas

El trato entre los gobernadores norteños y el Presidente se había tornado ríspido. Los gobernadores pidieron lo suyo, envalentonados por los arranques del Gobernador de Tamaulipas, Cabeza de Vaca.
Cuando éste cayó enfermo de Covid, a Jaime Rodríguez Calderón se le acabó lo Bronco. Sumiso suplicó ayuda al Gobierno Federal. Le bajó todas las rayitas al discurso beligerante.
En contraste, Cabeza de Vaca retomó su actitud de desafío al Gobierno Federal con un mensaje de advertencia al Presidente.
El contraste entre ambos mandatarios estatales fue evidente.
Ya sabemos quién no tiene huevos en su refri.

Jiribilla

Lozoya seguramente va a declarar en contra de Torre Cantú. Recordemos que la Cuenca de Burgos está plagada de contratos leoninos. Esa sería la razón del portazo en Palacio Nacional