La estrategia de Gatell, equivocada y contradictoria

    0
    197

    Para especialistas en Salud Pública y Biología. López Gatell es responsable del número de contagios y muertes en el País al apostar a la inmunidad de rebaño.

    Anibal Muñiz Silva

    El Doctor Hugo López Gatell ha elegido una estrategia equivocada para enfrentar al Covid, coinciden especialistas en biología, epidemiología y química.

    De acuerdo a la Jefa del laboratorio de Biología Molecular de la UNAM Dra. Laurie Ann Ximénez-Fyvie el control masivo de la propagación del virus con la jornada de la sana distancia sirvió para la mitigación, pero fue insuficiente. No se realizaron suficientes pruebas a fin de romper la cadena de transmisión del virus, que generan los asintomáticos y sospechosos. El control asintomático es clave para detener la epidemia. El enfermo sintomático está en casa o el hospital, pero el asintomático, que no se sabe portador del virus, anda por todas partes contagiando, cuando debe estar aislado en cuarentena. Por eso son muy importantes las pruebas.

    Recalcó demás que el Subsecretario de Salud haya apostado a la inmunidad de rebaño es una estrategia equivocada, ya que involucra el uso de alrededor de 13 millones de camas, infraestructura inexistente en Médico, por lo que hay entre 5 y 7 mil contagios diarios y se siguen acumulando las muertes en el país.

    El doctor López Gatell atribuye a las comorbilidades la alta mortalidad en México, quien es el tercer país con mayor mortalidad por millón de habitantes en el orbe.

    Sin embargo para el Director del I-Hub Tec en China del ITESM en Hangzhou, China, Alfonso Araujo, quien ha seguido y vivido el epicentro de la pandemia, esta situación debió haber sido prevista por Gatell, y debió haber detenido la cadena de contagios dadas las comorbilidades existentes en México como expresó a través de su Twitter.

    “Si tenemos 2 casos hipotéticos:  En el primero Tienes una población de 1000, de los cuales la mitad son diabéticos.  Se infectan 100 personas, para 50 hay mal pronóstico. En cambio si tienes una población de 1000, y 100% diabética, pero se infectan sólo 10. Sí, mal pronóstico para todos, pero son sólo 10”.

    “Esa es la diferencia entre contención y mitigación. Si TRATAS DE EVITAR QUE LA MAYORÍA SE INFECTE, menos se enferman y por lo tanto menos se mueren, sin importar ningún otro factor. Si no, sólo vas recibiendo a los que se van enfermando”.

    Las comorbilidades eran ya del conocimiento del López Gatell al ser el titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción a la Salud y aún así buscaron la inmunidad de rebaño.

    Tanto Laura Jiménez como Alfonso Araujo coinciden que la estrategia debe  replantearse. Sin embargo el Doctor López Gatell se ha mostrado poco flexible como ha sido en el caso de los cubrebocas, hasta que el Premio Nobel de Química, Dr. Mario Molina, (revista científica Proceedings in the National Academy of Sciences-junio 11), demostró que gracias al cubrebocas Italia abatió contagios en 78 mil casos del 6 de abril al 9 de mayo, y en NY del 17 de abril al 9 de mayo se abatieron en 66 mil casos. Molina concluye que el cubrebocas es in-dis-pen-sa-ble para reducir significativamente las infecciones por vía aérea, los llamados «aerosoles». En consonancia con esto, Harvard publicó un estudio en el que demuestra una estrecha correlación entre el smog y la mortalidad por coronavirus (ecobnb.com/blog/2020/04/smog-covid/).

    La sociedad exige cambios en la estrategia, toda vez que la pandemia ha acelerado en el mes de julio y se prevé que se mantenga así al menos hasta octubre.