En el conflicto de los niños con cáncer, López Obrador, la víctima

0
81

Radicales Libres || Anibal M Silva

Escribo esta columna con una profunda rabia.
Es tal el nivel de enajenamiento por parte de los fieles a López Obrador que raya en la sociopatía.
No se conmueven con nada.
Los chairos de la #RedAmlo esgrimen el #ConLosNiñosNo cuando se trata del #Chocoflan pero cuando hablamos de los niños con cáncer que luchan por su vida defienden rabiosos al caudillo.
No hay lógica ni humanismo por parte de esta secta que carece de empatía.
Para estos personajes los niños que sufren de cáncer son un instrumento de golpeteo a su Dios López Obrador.
Pero a su vez se divierten con los niños que recibían quimioterapias de agua en el PRI.
Ese es el humanismo que presume la 4T.
Le adjudican el mote del «presidente más humanista», cuando su régimen prefiere pagar 6 millones de dólares al gobierno cubano por médicos chafas, pero se niega a comprometerse a dar el tratamiento a niños con cáncer.
Acusan corrupción del Poder Judicial por darle el amparo al niño que necesita el medicamento para sobrevivir.
Todo sea por exhonerar a su Dios, López Obrador.
La RedAmlo es una secta sociópata que se burla del dolor ajeno, que denosta iniciativas como Teletón y que identifica como villano a un niño de 7 años que lucha por sobrevivir. La víctima en estos tinglados siempre va a ser López Obrador.
Es una secta nefasta, identifiquemosla como tal.

Jiribilla
El 5 de junio de 2009, López Obrador no hizo ninguna declaración por el incendio de la Guardería ABC, nunca se pronunció por esos niños. Hoy la CEAV tiene a los sobrevivientes en situación de abandono a pesar de las múltiples problemáticas que enfrentan esos pequeños guerreros.
Si de algo puedo estar seguro es que al Presidente los niños le importan un carajo.
En cambio, por los porros de Ayotzinapa armó un escándalo. López Obrador todo lo calcula en votos, por siniestro que parezca.