Scheinbaum usa la pandemia como pretexto para el derroche

0
320
En medio de una problemática económica que pega en todo el país a causa de la crisis de salud, el Gobierno de la Ciudad de México paga cientos de millones en contratos excesivamente costosos para hacer frente a la situación; en algunos, los costos están casi 10 veces más elevados a los que ofrecen otras empresas en la Internet.

Investigación Especial: Demis Santana • Aníbal Muñiz

El Gobierno de la Ciudad de México ha aprovechado la emergencia de la pandemia para aplicar adjudicaciones directas a un sinnúmero de licitaciones que benefician a empresas “coyotes” en la que los precios multiplican los costos de los mismos artículos en ofertas de Internet.

No solo eso; el gobierno de Claudia Sheinbaum se protege de entregar información concreta de los contratos ejercidos que aparecen en el apartado de datos abiertos de la página oficial en Internet; no aportan documentación de la compra, los contratos, ningún tipo de información para conocer los detalles, protegiéndose en la coyuntura de opacidad que genera la pandemia.

La página de transparencia actualizada en formato por el cambio de gobierno solamente arroja datos generales, sin embargo no existen físicamente los contratos; y mientras se pide el estado a InfoDF, (Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México), la administración responde que están suspendidos términos así como en la plataforma nacional de transparencia.

En estas condiciones se genera un vicio que la administración puede aprovechar; el que los funcionarios de compras tienen tiempo de responder y modificar lo que no se puede ver a través de transparencia.

Es esta la situación que ha afectado a medios de información como Reforma puesto que se presta a interpretaciones equívocas; el error lo comente el personal que sube la base de datos al sistema, incumpliendo además, términos y requerimientos de la La Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México.

Las adjudicaciones

Una de las licitaciones es la compra de 143 ventiladores pediátricos / adultos a la empresa NUDOMI S.A. de C.V., con fecha de creación en el año 2017, radicada, de acuerdo a su página oficial, en calle Sur 111 #414, colonia Héroes de Churubusco, en la Alcaldía de Iztapalapa, en la Ciudad de México, en la que sus oficinas no aparentan ser una empresa de carácter clínico, de infraestructura.

La adquisición es de ventiladores para insuficiencia respiratoria, con accesorios, consumibles, refacciones, mantenimiento y capacitación de tres años por un monto de $384, 067,603.92 pesos (trescientos ochenta y cuatro millones, sesenta y siete mil seiscientos tres pesos con noventa y dos centavos).

Cada ventilador y los servicios anexados tendrían un costo de $5,832,640.58 (cinco millones, ochocientos treinta y dos mil seiscientos cuarenta pesos). Sin embargo, en el mercado local e internacional, existen ventiladores desde los $266,860.49 (doscientos sesenta y seis mil ochocientos sesenta pesos), que significaron un gasto de $38,161,050.07 (treinta y ocho millones ciento sesenta y un mil cincuenta pesos) de los 143 ventiladores; poco más del 10% del total de la compra.

La empresa tiene desde el 20 de marzo hasta el 31 de diciembre de este año para entregar el total del equipo.

Dentro del mismo esquema de licitaciones directas está la empresa TECNOLOGÍAS RENNUEVA, a la cual se le compraron 100 ventiladores electrónicos de la marca Flight 60, bajo el contrato SSCDMX-DGAF-112-2020, sin embargo no se sabe cómo será la entrega de dichos aparatos vitales para la atención del COVID 19, ya que la supuesta firma es una startup dedicada al desarrollo e implementación de tecnologías para el ambiente.

Sus instalaciones es una vieja bodega llena de residuos de polipropileno y otros materiales, ubicada en Mimosas 63, colonia Santa María Insurgentes, sin tener un giro médico o sanitario de por medio. A dicha empresa se le pagaron $ 91.872.000 (noventa y un millones ochocientos setenta y dos mil pesos) por los ventiladores.

También existen otros dos contratos se le entregaron también por adjudicación directa a la empresa King Mar Mexicana, por 15 millones cada uno, por concepto de fumigaciones para los autobuses del sistema de transporte público por 30 millones de pesos


En dicha empresa aparece como propietarios, Martha Alicia Reyes Arvizu y Alejandro Flores Mancera, los cuales también son propietarios de Encoré Alimentos S.A de C.V. que fue sancionada por la Secretaría de la Función Pública y multada por 1.5 millones de pesos por presentar documentos falsos y “perdonada” mediante un amparo de un juez federal.

Gracias a ello concursó y ganó otros 25 contratos por un monto de 229 millones de pesos de acuerdo a COMPRANET de la Secretaría de la Función Pública. Esta empresa también estuvo sancionada por la mala atención en los 23 refugios instalados a nivel nacional por el Instituto Nacional de Migración.

En cuanto a King Mar Mexicana S.A. de C.V; es proveedora de distintos servicios y estuvo también bajo el esquema de contratos de “seguridad nacional” por 5 años en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, y de acuerdo al portal de COMPRANET, sus contratos apenas alcanzaban el $1,000.000.00 por fumigación.

Licencias de Google para la atención
personalizada Covid-19 por SMS elevadas al 1000%

La Agencia Digital de Información de la Ciudad de México realizó el contrato número ADIP/ADQ/077/2020 por asignación directa con la empresa BICENTEL SA DE CV por un monto de $3,352,400.00 (tres millones trescientos cincuenta y dos mil cuatrocientos pesos) para el tema de la atención y la implementación de la aplicación de casos sospechosos de COVID19 bajo la descripción «ACTIVACIÓN NUMERO CORTO Y REVERTIDO».

La razón social pertenece a la empresa C3NTRO Telecom, dirigida por Simón Masri, quien fue accionista de Investment Bank, institución envuelta en un escándalo de lavado de dinero en Estados Unidos por un negocio relacionado con la venta de teléfonos celulares.

Además, el Gobierno de Scheinbaum realizó la contratación de la empresa G & S EQUIPMENT S.A. DE C.V. por el licenciamiento de Google para Apis y Key. Los montos erogados son por la cantidad de $2,101, 290.00 (dos millones ciento un mil doscientos noventa pesos) por arrendamiento mensual de “licencias informáticas e intelectuales” de Geocoding Api.

De acuerdo con información proporcionada por Google, el costo de cada licencia es de 200 dólares mensuales, lo que da un total de 2400 dólares por una licencia anual; alrededor de 60 mil pesos. El Gobierno de la Ciudad de México, en cambio, erogó 635,339.52 pesos por cada una, y no se especifica la implementación de software, ni tampoco la creación de Apps para Android o iOS.

Anuncian fabricación de caretas, al final las licitan

A pesar que en el mes de abril, la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación en la Ciudad de México, Rosaura Ruiz, anunciara la fabricación de insumos médicos para atender la Pandemia relacionada con el Covid-19, el Gobierno de la Ciudad de México realizó la adjudicación directa en el contrato SSCDMX-DGAF-117-2020 para la compra de 275340 cartas de protección por un monto de $ 95.083.712,88 (noventa y cinco millones ochenta y tres mil setecientos doce con ochenta y ocho pesos) con un precio unitario de $345.00.

Al revisar los costos comerciales de caretas protectoras los precios oscilan entre los $50.00 y 350.00 pesos, sin embargo, y dada la cantidad de volumen involucrada en la adjudicación directa, el insumo fue vendido al Gobierno de la Ciudad de México a precio de menudeo.

La cifra contrasta con la cantidad erogada por el gobierno de Colima, que realizó la adquisición de 1000 caretas protectoras con mica, mil lentes de protección y 100 mil guantes de látex por un monto de 461.00 mil pesos. En otro apartado aparece el costo unitario de la careta de protección. Cada pieza cuesta es de 99.78 pesos
La empresa surtirá el insumo de julio hasta diciembre de 2020.