Trump acelera deportaciones de niños migrantes en plena pandemia por Coronavirus

    Con su padre desaparecido y su madre a miles de kilómetros, un par de niñas migrantes de 8 y 11 años se encuentran a la deriva en Matamoros Tamaulipas, fueron agredidas sexualmente y se encuentran en riesgo de deportación.

    0
    211

    Las niñas, de 8 y 11 años se encuentran solas en un cuarto rentado en Matamoros Tamaulipas, una peligrosa ciudad fronteriza en la frontera con Texas, Su padre fue asaltado y abandonado en la orilla de una carretera. Ellas desconocen su paradero

    Lea el artículo completo en su idioma original en Propublica

    Por siete meses las niñas había esperado junto a su padre la respuesta del Gobierno de Estados unidos a su solicitud de asilo, de facto México se convirtió en tercera nación segura para los migrantes procedentes de Centroamérica. La pequeña familia huyó de Centroamérica tras ser violadas y amenazadas de muerte por parte de Maras y de policías locales en El Salvador, su madre las espera en Houston.

    Pero la situación dio un vuelco el pasado mes de Marzo, cuando el padre de las niñas no regresó de su trabajo como albañil. Un vecino ante la angustia de las menores, las llevó al puente internacional y puso en conocimiento a las autoridades norteamericanas.

    La hija mayor fue quien hizo una breve llamada apoyada por las autoridades de migración, “Mami, Papi no llegó a la casa”, fue el mensaje con un tono de pánico.

    Antes de que Estados Unidos cayera en parálisis ante la pandemia Covid19, las solicitudes de asilo tomaban unas semanas en un hogar sustituto en Estados Unidos en lo que se resolvía la manera de reunirlos con sus padres.

    Así estuvieron las menores durante dos meses cuando abruptamente a mediados de mayo el Gobierno de Estados Unidos decidió deportarlas directamente a El Salvador.

    No hay quien se haga cargo de ellas en la nación centroamericana y persiste una amenaza de una nueva violación y asesinato por parte de delincuentes en ese país.

    Su madre apeló la decisión y de último minuto las niñas fueron entregadas a su madre en lo que se resuelve su situación migratoria en Estados Unidos, donde decenas de niños con padres asesinados, secuestrados so desaparecidos comparten esa misma situación en espera de una oportunidad de vivir en Estados Unidos.