ADCO, empresa inmobiliaria, impune ante la justicia por fraude en la CDMX

A pesar del nuevo modelo para impartir justicia que se estrenó en 2008 en nuestro país, las argucias, estrategias legales y expertis de los abogados puede alargar cualquier caso en los tribunales o se ejecute la pena o sanción para resarcir el daño en la industria inmobiliaria.

0
485

Es el caso de la empresa Administración y Constructibilidad S.A. de C.V. (ADCO), cuyo director y socio mayoritario es el ingeniero Luis Fernando Ramírez Reyes, la cual mantiene varias demandas y juicios por saldar.

ADCO tiene demandas por fraudes a proveedores, denuncias laborales por millones de pesos y sentencias finales pendientes.

Una de ellas es la demanda que interpuso el empresario Jorge Canales en el Juzgado 45 de lo Civil en la CDMX contra ADCO, sociedad constituida por Juan Carlos Servín Viveros, Óscar Ramírez Miranda, Luciano López Camarillo y María Ramos.

El juez sentenció el pago de una facturación por el valor de 1 millón 540 mil pesos y una orden de embargo al no haber respuesta por parte de la firma; sin embargo, el caso se ha postergado porque la empresa maneja varios domicilios en la Ciudad de México, Estados de México y Guadalajara.

El proveedor de materiales de construcción, Jorge Canales Jiménez, externó que estas trampas legales usadas por ADCO son para no pagar la deuda que tiene con él y muchas otras empresas a las que les debe millones de pesos.

En entrevista con SinMordaza, Canales explicó que demanda llegó al Juzgado Noveno de lo Civil de Primera Instancia de Tlalnepantla, con residencia en Huixquilucan, para que buscar un exhorto que fue aprobado, pero al acudir el 20 de agosto de 2019 no se encontró nadie en el domicilio.

“No comprendo porque se alargó tanto la aplicación de la ley en este caso donde existe una sentencia final de un juez contra una empresa fraudulenta que no se presenta a las audiencias y tiene registrados varios domicilios. Incluso el despacho Consultores Asociados Juvera, del licenciado Jesús Juvera, no pudo concretarla y estoy en busca de apoyo legal para hacerlos pagar su deuda ante la ley”, comentó Canales Jiménez.

Foto: Eduardo Suárez
Foto: Eduardo Suárez

Detalló que incluso un emitió una orden a varias instituciones como CONSAR, SAT, CFE, INFONAVIT, IMSS para poder obtener su domicilio real de ADCO.

El resultado fue que la empresa por lo menos tiene dos domicilios registrados: uno en la alcaldía Benito Juárez de la CDMX y el otro en Zapopan, Jalisco, lo que demuestra su carácter fraudulenta de la empresa, finalizó el empresario Jorge Canales Jiménez.