Estrategia de Putin en Medio Oriente

0
447

Fue el líder del escenario mundial, visitando tropas en una zona de guerra remota durante las vacaciones, apuntalando alianzas y acuerdos económicos en Medio Oriente, reuniéndose con la Canciller alemana y retratándose a sí mismo y a su país como socios confiables en un mundo cada vez más incierto.

El Presidente ruso, Vladimir Putin, ha tenido una semana ocupada, tras el ataque estadounidense con dron donde murió el general iraní Qassem Soleimani. La visita de Putin el martes a Siria fue emblemática de una realidad que se ha estado desarrollando en los últimos meses: la posición estratégica de Estados Unidos en Oriente Medio es un misterio para muchos de sus aliados, y Rusia está más que lista para llenar cualquier vacío.

De izquierda a derecha, el Presidente Vladimir Putin, Emmanuel Macron y Angela Merkel durante una sesión de trabajo en el palacio del Elíseo, el lunes 9 de diciembre de 2019 en París. 

El cambio, en muchos sentidos, ha dejado a los aliados de Washington en apuros o recurriendo a Moscú en busca de un socio.

Putin fue el primer líder mundial con el que habló el Presidente francés Emmanuel Macron justo después de enterarse del ataque con drones del viernes en Irak. La Canciller alemana, Angela Merkel, mientras tanto, se trasladó hasta el Kremlin para discutir la crisis en Medio Oriente.

Canadá, Dinamarca y Alemania trasladaron sus tropas en Irak a un lugar seguro, al igual que la OTAN, que tiene fuerzas estacionadas allí como parte de la coalición internacional contra el grupo extremista Estado Islámico. No había señales de que el Gobierno de Donald Trump les advirtiera sobre bombardeo en Bagdad. Las actividades de la coalición se paralizaron y su secretario general describió el asesinato como “una decisión de Estados Unidos. No es una decisión tomada por la coalición global ni por la OTAN. Pero todos los aliados están preocupados por las actividades desestabilizadoras de Irán en la región”.

La base atacada en el norte de Irak estaba llena de tropas de la coalición.


El Presidente turco Tayyip Erdogan y el mandatario ruso Vladimir Putin, a la izquierda, se dan la mano durante una reunión oficial en Estambul, Turquía, el 8 de enero de 2020. 

Putin ofreció una alternativa al caos percibido.

“Desafortunadamente, la situación en la región en la que estamos tiende a escalar. Pero Turquía y Rusia están demostrando diferentes ejemplos, ejemplos de cooperación por el bien de nuestras naciones y de toda Europa”, dijo el miércoles desde Turquía.

LA VISITA A SIRIA

Vladimir Putin visitó Siria el martes, donde se reunió con funcionarios, entre ellos el Presidente Bashar Assad, reportó la prensa oficial siria y un vocero del Kremlin.

La visita de Putin es la segunda al país donde sus tropas han luchado junto a las fuerzas del gobierno sirio desde 2015.

Fotografía proporcionada por la presidencia siria del Presidente ruso Vladimir Putin, centro, con el Presidente sirio Bashar Assad. 

La visita la realiza al intensificarse las tensiones entre Irán -un aliado clave de Siria- y Estados Unidos, tras la matanza de un importante general iraní en un ataque aéreo estadounidense en Irak.

La muerte del general de la Guardia Revolucionaria, Qassem Soleimani, alentó llamadas en todo Irán para tomar represalias contra Estados Unidos.

Tropas estadounidenses están basadas en Siria, lo que hace al país un posible sitio de conflicto con Irán.

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Putin visitó el puesto de comando ruso en Damasco y se reunió con Assad ahí. A ambos líderes les presentaron informes militares sobre la situación en diferentes regiones de Siria.

Dolientes rodean un camión con los ataúdes del general Qassem Soleimaní y sus compañeros, cubiertos por banderas, en la ciudad sagrada de Qom, al sur de la capital de Irán, Teherán, el lunes 6 de enero de 2020. Foto: Amir Hesaminejad/Agencia de noticias Tasnim vía AP

En su conversación con Assad, Putin dijo que “una enorme distancia ha sido cubierta en términos de recuperar la categoría de estado y la integridad territorial de Siria”, dijo Peskov.

La agencia de noticias oficial SANA no dio más detalles sobre la visita de Putin, diciendo que se reunió con Assad en la base militar rusa en la capital.

La última vez que Putin visitó Siria fue en 2017, cuando declaró que la misión de las tropas rusas se había logrado. Rusia ha sido un importante defensor de Assad y ha inclinado la balanza de poder a su favor en los últimos cuatro años, con fuerzas del gobierno ahora en control en la mayoría del país.

Deja un comentario