Cabeza de Vaca: voracidad sin límite

0
661

Radicales Libres / Aníbal M. Silva

Ayer el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca tuvo el descaro de pedir tajada al Presidente López Obrador de los ahorros y los incrementos en recaudación por parte de la Federación.

Y es que cuando hay corrupción no hay dinero que alcance. Y la muestra la pusieron los usuarios de los Cendis en Ciudad Victoria al hacer pública su inconformidad por la suspensión del servicio al no contar con alimentos qué ofrecer a los menores.

Días antes, según refiere un historial de mensajes de WhatsApp, directivos y empleados habían comprado de su bolsa alimentos y agua purificada. Ya que el proveedor no la había sufrido.

Hoy con la suspensión derivada de una supuesta falta de pago, instruyen al personal a pedir una cooperación de 200 pesos por padre de familia para los alimentos de los menores.

Una de las salidas de las autoridades educativas fue apoyarse en la suspensión de clases dos días por el huracán Fernand. Sin embargo el meteoro pasó de largo y el problema de la falta de alimentos por no pagar persiste, al tiempo que traen a los encargados de los Cendis dando vueltas y jurando que ya pagaron y el proveedor negado a surtir, desmintiendo los supuestos pagos realizados.

Ya Canal Ciudadano había documentado el año pasado una situación similar en la Normal Rural de San José de las Flores, (la nota en este enlace ) La versión fue negada por las autoridades y el paso del tiempo nos ha dado la razón al repetirse la misma situación en plena Capital del Estado.

Jiribilla

Con situaciones como está ¿Es así como pretende Cabeza de Vaca siquiera ser candidato a la presidencia de la República? Sinceramente, no lo creo y no hay dinero que alcance para satisfacer ambiciones mezquinas cuando se gobierna un estado inundado de problemas de seguridad y de empleo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here