En la SET trinan de coraje

0
603

Radicales Libres / Aníbal M. Silva

Alrededor de 1200 docentes que estaban pendientes de ser basificados han sido citados mañana 4 de septiembre a las 7:00 AM al Centro Cívico en Ciudad Victoria el día de mañana a fin de ser entregados los nombramientos definitivos tanto a maestros de grupo como a directivos. La gestión fue a nivel cupular entre Alfonso Cepeda Salas por parte del SNTE y Esteban Moctezuma Barragán por parte de la Secretaría de Educación Pública, todo por instrucción del Ejecutivo Federal, el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

La noticia cayó como bomba en la Secretaría de Educación en Tamaulipas, ya que los nombramientos son federales y el Estado no podrá manosear ni las plazas ni el recurso destinado a las mismas. Como una manera básica de reacción buscan establecer una narrativa de “cooperación entre todos los niveles de Gobierno” usando canales oficialistas, mientras que al interior del entramado magisterial supervisores y directivos afines al régimen estatal buscan convencer a la nueva base trabajadora que fue “un logro y una gestión del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca”.

La realidad los golpea durísimo: no tuvieron vela en el entierro y Poncho Cepeda es quien tiene acceso directo a Palacio Nacional, cosa que en los hechos no puede presumir el gobernador de Tamaulipas, cuyo viaje a Ciudad de México derivado de la crisis de inseguridad en el Estado fue prácticamente estéril.

El desplome de Américo

Como se previó hace meses en este espacio, Américo Villarreal Anaya dejó de ser contendiente a la gubernatura, operadores cercanos a el, que presumían acceso al núcleo de Morena lo han abandonado desde antes de su primer informe de labores presentado en ¿Tampico?

Así es, el oriundo de Ciudad Victoria ignoró su ciudad natal y la terrible cauda de problemas que la agobian tras el azote del vendaval llamado Xicotencatl González Uresti. El panista no sólo no ha resuelto los pendientes que dejó en el tablero su antecesor, sino que los ha agravado y un amplio sector de la sociedad victorense ya lo repudia al no realizar obras de infraestructura, no combatir el desempleo y limitarse a negar la terrible crisis de seguridad que atraviesa la Capital del Estado. Victoria padece el castigo del Ejecutivo Estatal, la ineficiencia del Alcalde y la indiferencia del Senador que debería estar abrazando su terruño y sin embargo prefiere darles espalda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here