Reynosa. – El equipo de recaudación del Gobierno Federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador analiza la viabilidad económica de promulgar un decreto de Nacionalización de vehículos internados de manera ilegal al país, los conocidos vehículos “chocolates”.

El beneficio podría dar certeza al patrimonio familiar y a su vez, lo recaudado podría impulsar las zonas libres ubicadas en la frontera y Quintana Roo.
Organizaciones como UCD y Onapaffa han pugnado durante años con precios moderados en el trámite de importación de vehículos, tras el endurecimiento de las tarifas en el sexenio de Felipe Calderón y continuadas en el sexenio de Enrique Peña Nieto.
En este momento el análisis se encuentra al interior del Sistema de Administración Tributaria (SAT), que durante el sexenio pasado fue presionado por la AMDA para no ejercer ningún tipo de estímulo para la importación de vehículos americanos y canadienses.
Entre los pendientes que tiene el SAT antes de avalar el beneficio es terminar con la enorme corrupción en las aduanas que permiten el ingreso de estos vehículos a través de las garitas.
La medida beneficiaría al menos a 5 millones de familias que poseen un vehículo de estas características.

Deja un comentario