Radicales Libres || Poder Paralelo

La desaparición de las Delegaciones federales tiene un propósito claro disfrazado de reducción presupuestaria: se acabó el virreinato de los Gobernadores. Ahora el Poder Ejecutivo designará una suerte de vicegobernador disfrazado de Coordinador Estatal. El cargo, de botepronto, parece un poder paralelo al de los Ejecutivos Estatales.

0
905

Aníbal M. Silva

La desaparición de las Delegaciones federales tiene un propósito claro disfrazado de reducción presupuestaria: se acabó el virreinato de los Gobernadores.
Ahora el Poder Ejecutivo designará una suerte de vicegobernador disfrazado de Coordinador Estatal. El cargo, de botepronto, parece un poder paralelo al de los Ejecutivos Estatales.
Miles de millones de pesos pasarán de estar desperdigados en diversas delegaciones, a concentrarse en un solo escritorio, siendo el único interlocutor válido del Ejecutivo Federal con los Ejecutivos Estatales. De los gobernadores dependerá qué tan tersa o áspera puede ser la relación lleven ambas partes; ya que si el Coordinador es natural de dicho Estado, pasará a ser, de facto, el delfín sucesorio en las Entidades donde no gobierna Morena. Es decir, casi una treintena de Coordinadores tendrán una onza valiosísima, en un cambio de reglas, que deja muy mal parados a los partidos que ahora son oposición a nivel nacional y que además de lidiar con un Gobierno Federal extraño, deben de continuar con los jaloneos cotidianos con el Congreso Local.
Así las cosas, es poco probable que exista un saqueo como los que llevaron a cabo los dos Duarte, Beto Borge, Guillermo Padrés, Reynoso Femat, los Moreira, y demás fauna que durante la última década adornó las paredes de la Interpol, la PGR, el FBI, la DEA y demás corporaciones policiacas.
Pero eso del lado de los gobernadores.
El modelo de federalismo, con semejante concentración de poder y capital, regresará al modelo unipartidista, pulverizando la oposición y representa claramente una regresión al sistema priísta que cumple poco más de cien años y que se declara iniciado a partir del 5 de febrero de 1917 con la promulgación de la Constitución que nos rige hasta nuestros días.

Regresa el dedazo
La designación de dichos coordinadores regionales será decisión unipersonal de Andrés Manuel López Obrador, lo que confirmaría el regreso del llamado dedazo, práctica común en el priísmo del siglo pasado, donde el titular del ejecutivo designaba lo mismo secretarios de estado que gobernadores o alcaldes, al tiempo que elegía a quien sería su sucesor en el ejecutivo federal.
El reloj se encuentra en marcha regresiva de cara al próximo Primero de Diciembre. Peña Nieto al momento de entregar la banda presidencial estaría atrasando el reloj democrático de nuestro país al menos 80 años.
A ver como salimos de esta.

Deja un comentario