#BelindaGate 20 millones de pesos le debe al SAT, y quiere que AMLO se los perdone

Una columna de opinión de Javier Tejado Dondé, colaborador de El Universal ha generado gran polémica en los medios de comunicación. El escrito fue titulado: "Lo que Belinda quiere de AMLO"y desmorona una a una de las acciones a las que la cantante se supone ha recurrido para sortear el adeudo millonario que tiene con Hacienda desde hace varios años.

0
511

El periodista cita que durante los últimos años son comunes los líos de artistas. «Algunos casos muy sonados son los de Juan Gabriel, Laureano Brizuela, Paulina Rubio, Paquita la del Barrio, Lupita D’Alessio y Adal Ramones, entre otros. Esto, por dos motivos: muy a menudo sus finanzas son mal llevadas por sus managers o contadores. Pero también, dada su fama, la autoridad hacendaria los usan como ejemplos para que el resto de los contribuyentes pague a tiempo.

Recientemente, un caso muy sonado es el de la cantante-modelo Belinda Peregrín Schüll. Ella habría pagado millones de pesos, en efectivo, a sus tarjetas de crédito para saldar cuentas de compras y viajes personales, lo que encendió, hace cinco años, las alarmas del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Según varias juntas celebradas con ella, aceptó haber realizado los millonarios pagos (pensando que no quedarían registrados) y culpó a su contador de la defraudación fiscal. En estas juntas, Belinda era acompañada por su padre, Ignacio Peregrín, quien hace unos años, jugaba también el papel de manager.

En ese entonces, la autoridad hacendaria estaba pidiendo, incluso, prisión para ella, pero la Procuraduría General de la República, para evitar un conflicto mediático, propuso firmar unos convenios para ir pagando la deuda: millones de pesos en ingresos -el grueso producto de conciertos y palenques- no reportados.

La artista, quien durante años de su niñez y adolescencia estuvo en Televisa, logró conocer y hacer amistad con varios inquilinos y funcionarios, tanto de Los Pinos como de varias dependencias federales. Gracias a su red de relaciones, logró diferir la firma del convenio con el SAT y seguir sin pagar los impuestos adeudados.»

el resto del texto puede ser leído en El Universal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here